domingo, 27 de enero de 2013

Una estufa fría en una botella

Si buscas las palabras 'terrario' e 'invernadero' en las imágenes de Google, obtendrán cosas diversas, desde reptiles en peceras a plantas que crecen dentro de bombillas. Los terrarios e invernaderos siempre me han llamado la atención. Aunque no soy una experta, creo que los terrarios son pequeñas recreaciones de biosistemas, un espacio donde se mantiene en buenas condiciones a ciertas especies de animales; mientras que los invernaderos son espacios cerrados para cultivar o plantar, pero no tienen por qué ser pequeños. De hecho, donde vivo, hay grandes extensiones de invernaderos para cultivar tomates y plataneras. Al estar cerrados, están protegidos del viento que, de otra manera, arruinaría los cultivos. El material que los cierra es traslúcido lo que permite el paso de la luz y crea un entorno donde condiciones como la humedad o las plagas se pueden controlar mejor. 
Antes a los invernaderos se les llamaba 'Estufa fría' y una de las más importantes, y que afortunadamente yo he visitado en varias ocasiones, es la de Lisboa. La 'estufa fría' de Lisboa es un gran invernadero donde puedes ver plantas de muchos lugares del mundo. Es un lugar ideal para pasear, sacar fotos y perderte en sus caminos y paseos.
Sólo encontré una fotografía en la que apareciera una panorámica de la Estufa Fría. La calidad es muy mala, pero igualmente se las muestro.


También hay una estufa fría en Madrid, pero esa no la he visitado (Estufa fría del Parque Juan Carlos I). Será uno de mis destinos en la próxima visita que haga a esa ciudad.
Hoy no traigo flores, no porque no sea viernes, sino porque lo que quería enseñarles es un proyecto de pequeño invernadero o estufa fría en una botella. Quiero colocarla en mi oficina en el trabajo. Es un lugar amplio con mucha humedad y no demasiada luz. He visto muchos ejemplos en la red y algunos me parecen fantásticos:

 Una hermosa tetera terrario ideal para nuestro hogar
Visto aquí
Terrarios



Terrario
Vistos aquí
Buscando en casa un recipiente donde hacerlo encontré esto. Es una botella en la que la tapa es realmente un vaso. Creo que puede ser un bonito y original envase para mi mini-invernadero. El vaso, que puedo poner y quitar, ayudará a controlar la humedad. 


Ahora necesito las plantas que, como dicen en esta serie de videos que les dejo (videos), han de ser similares en cuanto a sus necesidades de humedad. Así que, espero que en la próxima entrada verde de este blog ya tenga hecho el terrario-invernadero.

¡Feliz semana!

5 comentarios:

  1. Chari te perdono mi viernes sin flores, porque me has traído esa curiosa historia sobre la estufa fría, que no conocía...
    y esas bonitas fotos de estufas mini...una buena idea para tener algo verde en el trabajo...
    ahora espero que encuentres las plantitas...y nos enseñes tu versión...
    Feliz domingo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. No conocía el término "estufa fria", cuando lo leí pensé que te sentías mal :)!
    La imágen de Lisboa es una belleza, mas que un invernadero parece un parquecito con laguna y todo. Y los ejemplos mini me encantaron! tu frasco es excelente para eso y con la comodidad de que podés retirar la parte superior... no tenés excusas Charita!
    Beso grandote y muy buena semana!
    PD: por aquí a las bombillas les decimos "lamparitas" ;)

    ResponderEliminar
  3. Lo del vaso te va a ser muy cómodo ,esperamos ver la jarrita con la planta ya colocada!!

    ResponderEliminar
  4. qué buena idea! contá por favor cómo te queda. Nunca se me había ocurrido pero quedan muy bien y el frasco es excelente para eso. Qué plantas se pueden usar?

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Si te apetece comentar algo, hazlo aquí. Gracias